La magia del Incienso

El incienso proviene de la savia seca de los árboles del género Boswellia, estos árboles crecen en Omán, Yemen y el Cuerno de África, incluyendo Somalia y Etiopía. Cuando la savia está seca se quema, ya que se cree que tiene propiedades medicinales.

Las primeras nociones del uso del incienso se remontan a la antigüedad, entre los egipcios, por ejemplo, era muy usado por las clases privilegiadas, las primeras recetas conocidas son, de hecho, egipcias, tal como el Kiphi.

A medida que fueron descubriéndose sus cualidades, el su uso se extendió por todo el mundo.

Muchas culturas lo adoptaron por sus propiedades medicinales y lo incorporaron a sus ritos religiosos por la paz y serenidad que brinda, convirtiéndose en el compañero ideal para la meditación y contemplación.

El incienso en la actualidad.

Se utiliza frecuentemente para la armonización de los espacios gracias a sus propiedades aromáticas, es por eso que en el plano doméstico se emplean para retirar energías negativas del hogar, procurar la armonía y mejorar el flujo económico.

Algunas personas lo utilizan para eliminar problemas de insomnio, por el ambiente de relajación que se genera gracias a su aroma.

La magia del Incienso
La magia del Incienso

Los ingredientes más comúnmente utilizados para fabricar el incienso son:

Copal
Es una resina que se extrae por exudación de las plantas de copal. Su origen es americano y fue muy utilizada por los mesoamericanos de la antigüedad durante las ceremonias que se celebraban en los templos. Es una de las resinas más utilizadas actualmente en Latinoamérica. Es del color del ámbar, pero carece de olor por lo que es muy recomendable para utilizarla mezclada con esencias y aceites aromáticos.

Mirra
Es una gomorresina aromática compuesta por goma, resina y el aceite esencial mirrol, que es quien aporta el aroma característico. La de mejor calidad procede de un árbol nativo de África y Arabia. En la antigüedad se utilizó mucho para la elaboración de perfumes y ungüentos. Fue uno de los regalos que los tres Reyes Magos de Oriente ofrecieron a Jesús cuando nació, según relata la Biblia. Además de sus usos mágicos, se utiliza mucho como estimulante, tónico y antiséptico bucal.

Ruda
La ruda es un arbusto muy aromático que desprende un olor muy particular. Originaria de los países mediterráneos orientales y de Asia Menor. En realidad es su esencia, extraída de las hojas, la que al mezclarla con otro tipo de resinas sin olor proporciona ese perfume tan característico.

Ámbar
Resina fosilizada de color amarillento, anaranjado, marrón, rojo, azul, verde, o simplemente transparente, que procede de pinos prehistóricos ya desaparecidos. La resina de aquellos grandes bosques resbaló y se depositó en la tierra donde quedó enterrada. Con el paso del tiempo se endureció y se transformó en la sustancia que hoy se conoce como ámbar. Cuando se quema emite un olor penetrante muy agradable. El ámbar se utiliza también en joyería y en la elaboración de amuletos protectores.

La magia del Incienso