Aunque pudiera parecer que el barro es un material muy sencillo, es de hecho un material que ha estado presente en muchos momentos importantes de la historia del mundo

Dentro de la historia, el barro, es un producto de gran importancia para la historia de las artesanías, ya que El Barro es una pieza clave para lo que conocemos hoy en día, desde los platos de cerámica que conocemos hasta grandes esculturas y edificios de gran importancia.

En México conocemos infinidad de artesanos que se dedican a la elaboración de El Barro y que han estado presente en nuestra cercanía colonial o incluso en nuestro día con día sin darnos cuentas.

El Barro
El Barro

Vamos a conocer El Barro desde en distintas presentaciones, como se hablo con anterioridad, podemos ver El Barro como una gran obra de arte por el paso de los años y tiempos, si bien nuestros ancestros lo ocupaban para pintar las paredes o incluso para realizar figuras con el agua del piso.

Además de que este producto ha estado presente en todas las culturas precolombinas, ha permanecido en nuestros tiempos, lo hemos utilizado como parte de nuestra identidad y dentro de nuestra vida diaria.

Los alfareros lo hacen en platos para el pozole, jarritos para el café, charolas para la sal de gusano o el mezcal. Y nosotros lo ocupamos para decorar nuestro hogar o también hay familias que lo siguen utilizando.

También hay floreros, tazas, cazuelas, figuras de adorno y todo lo que se nos pueda ocurrir para ocuparlo en nuestra vida cotidiana

El estado de Morelos es un productor amplio de este material. Sea en seco o húmedo, el barro está siempre en contacto con las manos humanas.

En Tlayacapan se lleva a cabo la Feria del Barro la última semana de noviembre. Además de los eventos y talleres de alfarería (arte de trabajar el barro y la arcilla), podrás entrar en contacto con la esencia de la tierra.

El Barro